premios

Los premios que se otorgan en cada edición del certamen UNIVtube son las Pigne Bronzee, una réplica de la famosa Pigna que se encuentra en el Cortile della Pigna, en los Museos Vaticanos.

Se entregarán Pigne a los mejores documentales valorando los siguientes criterios:

  1. Mejor Documental
  2. Mejor Cortometraje de ficción
  3. Calidad Técnica (audio, vídeo y montaje).
  4. Creatividad (guión, planteamiento y utilización de imágenes originales).

Nunca un grupo podrá optar a más de 1 Pigna.

Además, los trabajos premiados recibirán las siguientes compensaciones económicas:

  • Pigna al Mejor Documental: (PENDIENTES DE CONFIRMAR)
  • Pigna al Mejor Cortometraje de ficción:
  • Pigna a la Calidad Técnica:
  • Pigna a la Creatividad:

Todos los participantes que lo deseen recibirán un diploma acreditativo.

Todos los premios serán entregados al organizador local promotor del trabajo (Colegio Mayor, Club Universitario, etc.)

 

LA PIGNA BRONZEA

pignabronzea2

La colosal piña de bronce, de 4 metros de altura, situada delante del gran ábside del lado norte del patio o “cortile” al cual da nombre, procede probablemente de las Termas de Agripa o de algún lugar del Campo Marzio. Es posible que la piña hubiese estado enclavada en los alrededores del Panteón, lo cual daría razón del apelativo de un popular barrio romano: “il rione Pigna”. El escultor, según parece, es un tal Publio Cincio Salvio. La piña ornamentaba una fuente.

En algún momento de la Edad Media, la Pigna Bronzea se colocó en el centro del atrio que precedía a la antigua basílica constantiniana de San Pedro. Allí debió verla Dante cuando la menciona en la “Divina Comedia”, en los versos 58-59 del Canto XXXI del Infierno: «La faccia sua mi parea lunga e grossa / come la pina di San Pietro a Roma» (Su cara parecía larga y grande / como la Piña de San Pedro en Roma), referida al gigante Nemrod, mítico rey de Babilonia. En 1608, fue trasladada y colocada en su emplazamiento actual.

La Pigna Bronzea está elevada sobre un capitel del siglo III, a modo de pedestal, cuyos relieves escultóricos representan la coronación de un atleta vencedor. Flanquean el conjunto dos pavos reales de bronce que provienen probablemente del Mausoleo de Adriano (conocido como Castel Sant’Angelo), cuyos originales, del siglo II, se muestran en el Braccio Nuovo de los Museos Vaticanos.